x ¡Formulario enviado!
Nos comunicaremos con tigo a la brevedad posible
x ¡Formulario enviado!
Recibirás a tu correo información importante y útil para tu empresa

Un momento ¡Ya es mitad de año!


Mitad de año, cambio de ciclos y como tal, es un momento ideal para hacer una inflexión sobre nuestro actuar del día a día, lo que hemos venido trabajando durante el año y nuestras nuevas metas que se colocan en el horizonte. Para bien o para mal, ahora estamos en este punto y lo mejor que podemos hacer es gozarlo y posar nuestra atención en los siguientes proyectos que se avecinan, es por ello y para ayudarte a visualizarlos con mayor claridad, que hemos preparado una serie de preguntas que te ayudarán a reflexionar sobre el punto en donde estás y ver con otros ojos tus sueños futuros:


• ¿En dónde estás ahora?: ¿Qué has logrado hasta este momento y cómo lo conseguiste? Dejando de lado las obviedades, esta pregunta deberá ayudarte a plantarte en la realidad, para que tu próxima meta la alcances con los pies en la tierra.  

 

 

• ¿Qué es lo que quieres lograr?: Sueños, deseos, propósitos de año que aún no se han cumplido, nuevos proyectos ¡Todo vale!

 

 

• ¿Cómo te sentirás cuando hayas alcanzado tu meta?: Esto se convertirá en la gasolina que te impulsará a lograr lo que te propongas, recuerda que el ejercicio de visualizar lo que deseamos es una herramienta que nos ayuda a enfocarnos en ello, es el motor de nuestra voluntad.

 

 

• ¿Porqué deseo alcanzar esta meta?: Especificar las razones que te llevaron a decidir hacer algo, le dará alas a tus metas, te dotará de un motivo, dictaminará el nivel de importancia que tiene un proyecto para ti y se convertirá en el salvavidas que te rescatará cuando el camino parezca imposible de recorrer. 

 

 

• ¿Cómo me sentiré, o qué pasará en mi vida y en mis emociones si no logro esto?: Lo que deseas lograr, si no se cumple ¿cómo podría afectar tu vida? ¿Quiénes se verían involucrados? ¿por qué no podría cumplirse?, a más de lo emotivo, este punto nos ayudará a ver qué factores podrían obstaculizar tu camino y quienes podrían llegar a involucrarse de alguna manera en éste. 

 

 

• ¿En cuánto tiempo y cuántos pasos debo realizar para alcanzar mi meta?: Un sueño sin fecha de caducidad está destinado a quedarse en eso, para que un proyecto se realice debe de plantearse en tiempo con objetividad y sinceridad, para que el camino que se trace sea el idóneo para llegar al éxito. 

 

 

Todo proyecto es posible de lograr con la planeación adecuada, pero de nada sirve tener un plan infalible si se carece de la motivación para emprender el viaje, el tomarte un momento para reflexionar sobre los motivos de tus proyectos y todo lo que está alrededor de éstos, además de darte un mejor enfoque, puede elevar la necesidad de lograrlos a una dimensión completamente distinta. Te deseamos suerte, al 2017 aún le quedan 24 semanas más.