x ¡Formulario enviado!
Nos comunicaremos con tigo a la brevedad posible
x ¡Formulario enviado!
Recibirás a tu correo información importante y útil para tu empresa

Dejar Mc Donald´s es lo más fácil


Por Gabriel López Vilches

Memes, infografías, vídeos y todo tipo de publicaciones enfocadas en promover la compra de productos locales o nacionales inundan las redes sociales en estos días.


Desde la promoción del famoso código 750 (que identifica a los productos hechos en México) para que únicamente consumas productos con esta clave, hasta campañas de boicot que nos instruyen a despedirnos de Starbucks, Walmart, Mcdonalds y cualquier otro tipo de negocio enviado maquiavélicamente por el tío Sam; toda esta comunicación que bien podría haber sido generada o por lo menos compartida por los niños héroes si hubieran tenido Facebook ( gringo por cierto), inundan los TL de cualquier red social en estos días.
“No compraremos más autos Ford” se leía en algunas publicaciones de empresas que, como novia ardida dispuesta a quemar la ropa del ex,  lanzaron abiertamente con bombo y platillo para manifestar su descontento con la decisión de la marca del óvalo azul de llevarse su “plantita”  de regreso a casa y con ella la fabulosa cantidad de 700 empleados (wow, estoy seguro que cambiará los índices de desempleo radicalmente).


Me es inevitable imaginarme a los directores de las empresas  que decidieron hacer público su berrinche descontento con Ford, trepados en su escritorio, envolviéndose en la bandera de México para tirarse al vacío  al tiempo que presionan “Enviar” en sus iPhones (también gringos por cierto).


Es muy fácil desorientarse con el mar de información que se está generando cada día, es casi inevitable sentir coraje y no rayarsela al televisor cuando aparece el principe de Trumpistan dando conferencias de como va a joder a México ahora. ¿Acaso no verá que ya con nuestros propios políticos es suficiente?  No hace falta más Don Trump, ni se canse, que para joder a México ellos ya se pintan solos.

 

Haciendo una pausa en esta vorágine de información y corajes, no creo que la solución sea únicamente comprar productos mexicanos; claro que sí lo podemos hacer está excelente, pero no resulta suficiente.

 

Para hacer frente a una amenaza tan fuerte como la que estamos por confrontar, se necesita cambiar más que nuestros hábitos de consumo (sería lo más fácil) y deberíamos empezar por cambiar nuestra manera de pensar y actuar día a día en todos los ámbitos de nuestra vida, debemos cambiar nuestra cultura de trabajo y eliminar por completo todos nuestros comportamientos negativos que afectan la productividad de nuestro país.

 

Si logramos que nuestras pequeñas y medianas empresas (que por cierto suman más del 90% de empresas en México) mejoren su desempeño y se fortalezcan, las haremos más rentables y valiosas de modo que puedan enfrentar las adversidades próximas. No se trata de inversiones, ni de estrategias financieras, sino de mejorar el desempeño actual de la pequeña empresa con miras a volverla más competitiva. 


Empleado,

  • Deja de pensar “que se joda el patrón”
  • Deja de meter el pie a los compañeros
  • Lee por lo menos 2 libros al año
  • Menos Facebook y más concentración
  • Sé puntual
  • En tus horas de trabajo… trabaja.
  • Deja la hueva de lado y los almuerzos de horas

Empresario,

  • Deja de pensar “ que se jodan los empleados”
  • Deja de evadir impuestos y en su lugar exige más a tus gobernantes
  • Ok, primero conoce a tus gobernantes y representantes
  • Deja de dar mordidas
  • Sé justo en los sueldos
  • Capacita
  • Comprométete con tus clientes
  • Aporta valor a tus empleados, a tus clientes, a tu comunidad, no sólo a tus bolsillos.

Gran Corporativo,

  • No abuses de la pequeña empresa.
  • No permitas que sea la PyME quién te financie, eres tú el de la capacidad financiera y  quién deberías apoyarlos
  • Apoya a tus proveedores, desarróllalos compartiendoe tecnología e información, a la larga todos saldrán beneficiados.
  • Actúa responsablemente con tu comunidad
  • Promueve una filosofía participativa en todo tu entorno.

Realmente dejar de comprar en McDonalds es lo más fácil, pero no resolverá los problemas reales de nuestro país. Necesitamos ser más competitivos, lograr mayor igualdad y bienestar en todos los sectores y es ahí, donde apoyando a las PyMES, podremos lograr una gran diferencia. En nuestras manos está, pero empieza en nuestra cabeza.
Sembremos hoy mejores acciones para cosechar mañana un México más productivo y fuerte para afrontar cualquier reto que el nuevo orden mundial nos presente.  Versa una frase pintada  en una pared de mi hermosa ciudad: “Dios, cambia a este México, pero por favor, empieza por mi”. Que así sea.
Estamos Unidos Méxicanos


#CulturaMéxico #UnidosSomosFuertes #PyMESporMéxico

 

 

¡Contáctanos!

 

contacto@mercadr.com

(477) 717-8900