x ¡Formulario enviado!
Nos comunicaremos con tigo a la brevedad posible
x ¡Formulario enviado!
Recibirás a tu correo información importante y útil para tu empresa

El cliente es lo más importante


En el medio es muy común escuchar que el cliente es primero o que es lo más importante, sin embargo, se tiende a obviar el motivo, y ese es porque una empresa sin clientes pierde todo su valor. Esto básicamente se reduce a que, sin ventas, una empresa no puede mantenerse en pie, por lo que, la prioridad de toda empresa debe ser la satisfacción de los clientes.


Entonces, ¿Qué es el servicio al cliente? Es la oportunidad de estar en contacto con los clientes y buscar en ellos su total satisfacción. Se puede traducir como un concepto de trabajo y una forma de hacer las cosas.

 

Existen dos tipos de clientes:

 

  • Cliente Externo: Son los clientes que compran tu producto o servicio
  • Cliente Interno: Son todas las personas que se involucran dentro de la empresa, todos los trabajadores, desde la base hasta la cabeza.

 

El Servicio al cliente no sólo atiende las expectativas del comprador, pues igualmente el cliente interno, dentro de la cadena cliente-proveedor interna, requiere de un servicio que permita sincronizar la gestión del cliente interno con el externo. Por lo que, si quieres mejorar el servicio al cliente externo, primero debes mejorar el servicio al interno.

 

Tus trabajadores son tus primeros clientes, y son la base de mayor importancia para tu empresa pues ellos son la cara y reflejo de la misma. Tus clientes internos trataran al cliente comprador como sean tratados por la empresa, pues son quienes soportan los procesos que permiten al cliente comprador lograr la satisfacción con el bien o servicio adquirido.

 

Entonces, ¿Cómo logramos un buen servicio al cliente? Con la capacitación y desarrollo de tus trabajadores.

 

Para lograr un buen servicio al cliente, toda organización precisa capacitar a todo su equipo humano, a fin de desarrollar las competencias necesarias para dotarlos de los conocimientos y estimular la actitud de servicio que se requiere para que este funcione. El objetivo es orientar las actividades de la empresa a la orientación al servicio y a la orientación al cliente buscando cumplir con las funciones de: Crear y mantener la relación con cada cliente y entenderlos.

 

En el siguiente blog hablaremos de cómo lograr un buen servicio al cliente.

 

 

¡Contáctanos!

 

contacto@mercadr.com

(477) 717-8900