x ¡Formulario enviado!
Nos comunicaremos con tigo a la brevedad posible
x ¡Formulario enviado!
Recibirás a tu correo información importante y útil para tu empresa

Mitos y realidades de ser un emprendedor


Mito: “Los emprendedores no tienen jefe, los emprendedores son sus propios jefes y son completamente independientes”.


Realidad: Cierto y falso. Si bien, no vas a tener a tener la figura formal de un jefe, sí vas a tener que darle cuentas a un montón de gente, desde los clientes hasta hacienda, y todos te exigirán de maneras distintas que hagas un trabajo de calidad y estas cuentas no siempre se limitarán a un horario de oficina.

 

Mito: “El emprendedor no tiene que seguir horarios”.

 

Realidad: Parcialmente cierto, si bien es tu negocio y tú lo manejas en el tiempo que te convenga, lo cierto es que la mayoría de los clientes te exigirán tiempos de entrega o de servicio muy puntuales, por lo que la actividad de tu empresa podrá verse orientada a cumplir con estos tiempos; sin mencionar qué si tienes un horario bien definido, te será mucho más fácil organizarte.

 

Mito: “No necesita oficina pues puede trabajar en cualquier lugar”.

 

Realidad: Como en todo negocio, el lugar puede poner cierto contexto a la actividad que realices, dicho de otro modo, si tu negocio es del giro alimenticio es de esperar que cuentes con las instalaciones necesarias, sin embargo, sí es posible prescindir de una oficina propia para poder ser un exitoso emprendedor.

 

Mito: Lo importante es iniciar el negocio con una buena idea”.

 

Realidad: Cierto y falso, una buena idea puede hacer surgir un buen negocio, pero sólo la perseverancia y la motivación puede sacarlo adelante, una buena idea es solamente una semilla sin germinar, el trabajo del emprendedor es cultivarla hasta que ésta dé los frutos a cosechar.

 

Mito: “Ser emprendedor es como una apuesta”.

 

Realidad: Falso, un buen emprendimiento raramente se hace por impulso. Nadie en su sano juicio se despierta un día diciendo “hoy quiero tirarlo todo por la borda y perder un montón de dinero”, de hecho, emprender requiere de cierto grado de pasión, investigación e inversión, más que ser una actividad de mero impulso.

 

Mito: Sólo si eres joven puedes emprender”.

 

Realidad: En el mundo de los negocios la edad es lo último que importa, mientras el emprendedor tenga la actitud y entrega. Hay negocios muy exitosos iniciados por jóvenes que aún están en edad escolar al igual que negocios igualmente excitosos iniciados por personas que ya están en su edad de jubilación. Lo importante es tener una mezcla de talento y perseverancia, no el tener tales o cuales años.

 

Mito: Los emprendedores no pueden trabajar en equipo”.

 

Realidad: ¡Mentira!, como todo en la vida, muchas veces no se trata de quién eres en solitario sino a quienes conoces, de las relaciones que tengas con tus clientes o colaboradores. No importará si quien emprende tiene mucho talento, muchos recursos o muchas ganas, para que el negocio prospere necesitará como mínimo contar con una base relacional.

 

Mito: Con suficiente dinero el emprendimiento no puede fallar”.

 

Realidad: ¡Te sorprendería! Pese a que el capital es muy importante, la realidad demuestra que, si no sabes administrar e invertir adecuadamente tus recursos, todo capital que entre caerá en saco roto. Despilfarrar es una de las actividades más fáciles y rápidas de hacer, como emprendedor, aprender a moderar esa conducta debe ser como una segunda naturaleza. 

 

 

 

¡Contáctanos!

 

contacto@mercadr.com

(477) 717-8900